Scot Sothern © Lowlife
Scot Sothern es un Bukowski de la fotografía. A comienzos de los años ochenta viajó por California fotografiando a prostitutas y travestis en si hábitat natural.
Scot es un bohemio nómada que ha trabajado aquí y allá ejerciendo las más diversas profesiones, dependiente de grandes almacenes, iglesias, bares, parques de atracciones, positivador ocasional, y fotógrafo.
Su serie Lowlife no es un libro de desnudos, ni erótico, ni tiene nada de glamour, nos muestra a gente que vende su cuerpo para vivir, no hay deseo, ni cuerpos bellos, sólo marginación social.
Scot Sothern © Lowlife
Sus fotografías son como blues de Robert Johnson en un cruce de caminos del sur, donde  la muerte te puede hacer una visita en una noche de luna llena. Él captura los restos del naufragio, los despojos de las fiestas para el desahogo de los miserables, que alivian su deseo en una cavidad húmeda y llena de fluidos y soledades.
No hay nada que perder, son caballos desgastados de carreras que morirán reventados en la pista, de un disparo, o con una jeringuilla colgándoles del brazo. Sexos transformados, identidades perdidas, pasados para olvidar, y una noche tras otra los mismos ritos con rostros diferentes.
Scot Sothern © Lowlife
Scot Sothern © Lowlife
Sus fotografías no van a adornar el salón de unos wasp de la costa este, ni de unos ricos financieros judíos, o de unos petroleros de Texas miembros de la NRA. No son imágenes para enseñar, son sólo aquellos marginados y prescindibles de la sociedad, que ejercen la prostitución por vicio. Scot refleja una realidad social que la mayoría quiere ocultar, y lo hace como un francotirador, a bocajarro. 
Se va sólo dejando las huellas de su vieja camioneta.
Scot Sothern in the Drkrm Gallery
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *