Taryn Simon © 2002 The Innocents – Calvin Washinton C&E Motel, Room No. 24, Waco, Texas
Where an informant claimed to have heard Washington confess
Served 13 years of a Life sentence for Capital Murder

Taryn Simon es una joven fotógrafa nacida en NY en 1975. Su curriculum es impresionante pese a su juventud. Ha expuesto recientemente su último trabajo en la Neue NationalGalerie de Berlin, y a partir del 2 de Mayo próximo y hasta el 2 de Septiembre lo hará en el MOMA.
Pero no voy a hablar de su serie “A Living Man Declared Dead and Other Chapters”, si no de The Innocents  realizada en 2002.
Una serie de retratos de personas que fueron condenadas a penas de prisión o muerte por delitos que nunca cometieron, y en muchos casos fueron reconocidos por numerosos testigos.
Todos habían sido acusados de delitos de sangre y las fotografías fueron realizadas  en el supuesto lugar del crimen, o donde fueron arrestados.
Más de la mitad eran de raza negra, y las fotografías de Simon cuestionan el sistema policial y judicial de su país, donde un error de identificación puede condenar a un inocente a la pena de muerte.

Taryn Simon © 2002 The Innocents – Charles Irvin Fain Scene of the crime, the snake River, Melba, Idaho
Served 18 years of a death sentence for Kidnapping, Rape and murder,

Los testigos distorsionan la realidad igual que la fotografía, todo esta cargado de nuestra propia subjetividad. El testigo cuenta aquello que cree que haber visto y lo hace sin liberarse de sus perjuicios, el fotógrafo selecciona aquella parte de la realidad que le interesa.
La luz y el encuadre determinan la estética y ésta el sentido narrativo que queremos dar a la imagen.
No hay nada ni nadie libre de las influencias de sus propios crencias, siempre éstas determinan nuestra visión de las cosas.
Siempre es positivo mostrar los errores del sistema en el cual vivimos, el problema es si ese cuestionamiento a través de una obra de arte sirve para algo. Yo creo que no, pero independientemente de su utilidad, lo que es indudable que unas obras de arte reflejan las dramáticas historias vividas por una serie de personas desde la visión personal del narrador visual, el fotógrafo.

Taryn Simon © 2002 The Innocents – William Gregory Wick’s Parlor, Louisville, Kentucky
With fiancé Vicki Kidwell, whom he dated prior to conviction
Gregory was pool champion in prision
Served 7 years of a 70 year sentence for Rape and Burglary

¿Que cuenta la fotografía contemporánea?.
Lo mismo de siempre pero a través de formas estéticas diferentes, con nuevas formas de enfocar las
narraciones visuales. No creo que exista una incompatibilidad entre las formas de narración del fotoperiodismo tradicional y de la fotografía contemporánea, sólo los cambios estéticos determinan las diferentes formas de contar las cosas.
El fotoperiodismo está dirigido hacía la noticia de actualidad y la fotografía contemporánea a la expresión de “creación artística” de imágenes con la herramienta de la fotografía. Las historias pueden ser coincidentes, pero no las formas de contarlo.
No hay nada puro, y a estas alturas nada es tan innovador ni impresionante. Ni de la exposición del MOMA “New Photography” salen tantos talentos que aporten mucho más que no sea calidad técnica y estética, y si mucho humo. No hay transgresión ni cuestionamiento de nada, sólo muy pocos autores tienen esa intención.
Lo que el arte debería cuestionar es el sistema hacía el cual los poderes acorralan a los ciudadanos.
Tim Robbins estrena en el festival de teatro de Bogotá su adaptación de la obra de Orwell 1984, y
Günther Grass escandaliza a Israel y al gobierno alemán con un poema en el cual denuncia las dos
varas de medir sobre los arsenales nucleares en oriente medio.
Los jóvenes “fotógrafos contemporáneos” deberían adoptar una postura crítica a través de sus obras, y evitar que sus trabajos fuesen un popurri estético de la escuela de Vancouver y la de Frankfurt.
Sólo tienen que mirar a Marina Abramovic y ver como se puede cuestionar las injusticias y ejercer una crítica real con una obra de arte.

Share →

One Response to Los Inocentes de Taryn Simon /Algunas Reflexiones Sobre Fotografía Contemporánea

  1. Tienes mucha razón en decir que no hay crítica en las obras contemporáneas, pero no estoy del todo de acuerdo cuando dices que el arte debería cuestionar el sistema. El sistema debería ser cuestionado por el ciudadano, independientemente de si es artista o no. No podemos dejar solo en manos del arte esa responsabilidad.
    Es este un tema muy interesante, Rafa, y daría para largas charlas acompañadas de buena cerveza 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *