Irving Penn © Nueva Guinea,

Los hombres han cazado, pescado o cultivado para cubrir sus necesidades de alimentación. Las tribus amazónicas que el hombre blanco todavía no ha exterminado siguen alimentándose de esa forma.
La civilización siempre ha traído el genocidio de los inocentes, de aquellos que siempre se han considerado un estorbo para los intereses del poder.
En en siglo XIX, en Tierra de Fuego se produjo el “Genocidio Selknam”, que se extendió hasta los primeros años del siglo XX. Julio Popper un sujeto de origen rumano se ocupo del tema regalando
al presidente de Argentina, Juárez Celman (1844 -1909) un álbum de fotografías de ese genocidio.

Julio Popper exterminando indigenas en Tierra de Fuego

Ejemplos como estos demuestran que el mayor depredador del planeta es el hombre.
Para mi la caza tiene el sentido que esas tribus que todavía habitan escondidas en el Amazonas le dan. Cazar para alimentarse. Nunca he visto ningún sentido deportivo en matar por placer.
Los reyes a lo largo de la historia han cazado por divertimento, por el mero hecho de empuñar un arma y demostrar su valía ante sus vasallos, damas de la corte o reina. Todos los dictadores y hombres que han detentado el poder han sucumbido al capricho de cazar, han convertido un acto puramente alimenticio y de supervivencia de la especie, en un entretenimiento sangriento.

Alfonso XII de cacería en Picos de Europa –  Imagen de archivo del Diario Montañes ©
Don Juan Carlos, durante un safari en Botsuana. / RANNSAFARIS

El Rey de España ha tenido un accidente de caza en Botsuana, se ha roto la cadera y ha habido que repatriarlo en un avión del Estado. La ciudadanía sufre recortes para paliar un déficit público e intentar satisfacer los deseos de los mercados, cada día más voraces. Grupos de inversiones norteamericanos ofrecen beneficios de hasta el 300% si sus clientes apuestan que España se hunde.
El Rey debería meditar sobre ello, cinco millones de parados, la mejor generación de este país se va para no volver, deshaucios de personas desempleadas que no pueden pagan sus hipotecas, recortes en educación y sanidad, el precio del transporte en Madrid va a convertir una necesidad primaria en un articulo de lujo. El rey de un país en crisis, donde una gran parte de la ciudadanía tiene graves problemas para sobrevivir no debería actuar de esta forma. Estos hechos me recuerdan el esperpento que nos narraba Valle Inclán. Ayer fue 14 de Abril, cada vez tiene más sentido…

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *