Rafael Roa © 1994 – Nora atada a la reja – Hidden Desires
Cruce de miradas con un amigo, me veo en él, su desasosiego y su mirada tenue se parece a la mía. Otro se apaga poco a poco, el tiempo lo consume vertiginosamente.
Un tipo de esos duros, un primera linea de rugby, lleno de cicatrices en la cara que adornan sus arrugas me dice: “Tengo 65 años, peso 120 kilos, me gusta comer, disfruto haciéndolo, prefiero morir en 5 años, feliz, antes que arrastrarme 20 años más tarde con un pañal lleno de mierda”. Le doy la razón, la tiene y sigo caminando, mi amigo se va en dirección contraría con un papel en la mano. Notas y proyectos, sueños.
“El amor muere porque su nacimiento ya fue un error” afirmaba Pavese – sin embargo no deja de ser un error necesario. Una vez que lo has probado, te das cuenta de que es el mejor error que puedes cometer.
Un tren que no se detiene, Wong Kar Wai nos lleva a su Ítaca de 2046, los secretos se esconden en un agujero de un árbol, igual que las fotografías se guardan en una caja de cartón.
Mañana Martijn Kuiper será ese Ricardo III malvado y cruel, sediento del deseo y poder, la noche de Praga será su cobijo. Carmen Vals se convertirá en la Reina Margarita, sufrirá la ira de ese rey que creó Shaskespeare. Unos reyes son crueles y otros idiotas, al mirar un retrato de Carlos II te das cuenta enseguida. La degeneración ha seguido durante siglos. Hay coronas más dignas como las que aparecen en las fotografías de Diane Arbus.

Diane Arbus ©
Algunos retratos de August Sander me inquietan, enseñan todo aquello que pretenden ocultar, eso es la definición del retrato. No hay un anti-retrato, esas visiones contemporáneas del tema, me parecen excusas vacías de contenido. Invenciones de la nada, palabrería, envoltorios.
El retrato es la definición del sujeto, es la opinión del fotógrafo, el punto de vista, la luz, ese todo componen la narración sobre el personaje.
Hoy me acuerdo de la famosa foto de Richard Avedon, Dovima y los elefantes, un icono de todos los fotógrafos que hemos hecho la fotografía de la moda. Un sueño hecho fotografía, Dovima, Avedon y unos elefantes vivos.
Richard Avedon © 1955 – Dovima y los elefantes
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *