Brett Weston ©

Brett Weston el hijo del mítico Edward Weston quizás superó en talento narrativo a su padre, pero cargó con el peso del apellido.
He decidido hablar de él no por su obra sino por un hecho, la destrucción de sus negativos cuando cumplió 80 años. Steve Anchell le entrevista unas semanas antes de que se produjese ese hecho.
Mi pregunta es: ¿Que lleva a un fotógrafo a destruir sus negativos?
Lo que más protegemos durante nuestra vida, un día decidimos destruirlo, deshacernos de ello, y
que no queden restos de nuestro trabajo. Porque al final si alguien nos puede recordar es por lo que hemos hecho, y si eso ha dejado alguna huella en los demás.
Destruir el esfuerzo de años, es como un anticipo a no dejar rastro o un acto de salvaguarda para
que no acaben en un basurero.
Sentirse ignorados, o con el ego herido, pensar que nuestros merecimientos son mayores, que sólo recibimos el desprecio de los otros.
Hoy Colita comentaba en una red social que entendía perfectamente que Jorge Rueda hubiese destruido su archivo. Llega un momento en la vida que puede ser la mejor solución.
Un alumno mío, hijo de fotógrafo me contaba con pena y amargura que su padre hizo lo mismo.

Brett Weston ©

En la entrevista Anchell le pregunta si no le da pena que su trabajo no pueda ser disfrutado 
por las próximas generaciones si sus copias se deterioran y Brett Weston contesta:
Nunca he tenido un gran público, prefiero tener a 10 personas que realmente les guste mi
trabajo, que a diez mil que les pudiese interesar por estar de moda.
No fotografío para los demás, si no para mi mismo, por el amor y la emoción de hacerlo.

Brett Weston ©

Desaparecer, eliminar nuestras huellas, no dejar rastro, a veces no es una mala solución.
Al fin de al cabo, nuestros momentos de mayor satisfacción son cuando apretamos el disparador y vemos como se cierra el espejo de nuestra cámara. Hemos decidido que ese  sea el momento para conservar, por tanto, tenemos el derecho de poder destruirlo cuando queramos.
Quizás estos desnudos bajo el agua, no sean las obras más representativas de este autor, pero a mi
me resultan poéticas, bellas y sensuales.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *