Doug Aitken © Black Mirror

Doug Aitken (1968) nacido en California, es un artista multimedia, de gran talento que se expresa mediante el vídeo, la instalación y la performance. Tiene una trayectoria espectacular y ha expuesto en las galerías y museos más importantes del mundo. Sus productos están hechos después de una larga reflexión, ejecutados magistralmente con unos medios técnicos de gran super producción, seducen al espectador, al que arrincona como a un boxeador que va a perder un combate. Las principales características de sus obras, según mi opinión son: la invasión de los espacios cotidianos de las ciudades, a los que transforma, la cuidada selección de imágenes, sonidos, y la dirección de los actores que participan en sus proyectos. Un ejemplo de estos trabajos, son la instalación SleepWalkers, 2007, construida para el MOMA, y Frontier, 2009 realizada en Roma.
Las estructuras o las formas de presentación de sus trabajos, son en muchas ocasiones más importantes que el contenido o las estructuras narrativas que presenta. Da la sensación de que te encuentras delante de algo incontestable, y que la presentación de sus productos evita que te cuestiones por el contenido o el aspecto formal de su discurso.

2007 Sleepwalkers Walkthrough from Doug Aitken Workshop on Vimeo.

Doug Aitken © The Moment – Matadero Madrid 2011
Ahora presenta en Madrid en la Galería Helga de Alvear, Black Mirror, una película de la cual hizo una performance en Hydra, Grecia a bordo de un barco el pasado año. Chlöe Sevigny participa en el proyecto.
Sus obras siempre tienen varias lecturas, la de la propia obra, la de la performance que el espectador ve en directo, y por último el vídeo de la propia performance o instalación.
 Es un autor que no deja indiferente a nadie, seduce incondicionalmente por el brillo en la realización de sus productos, uno tiene la sensación de encontrarse en un palacio con un suelo de marmol tan brillante, que no nos deja apreciar el resto del mobiliario.
Ha pasado mucho tiempo desde que Nam June Paik hiciese sus primeras obras con la intención de una crítica al medio televisivo, o desde que Marina Abramovic presentase en 1970 con Ulay su performance “Relation in Time”, quizás hoy tengamos artistas como Aitken que presentan trabajos de una calidad y exuberancia técnica abrumadoras. Yo prefiero la contundencia narrativa de otro tipo de obras y unos medios más artesanales que me produzcan esas emociones básicas que todos tenemos.Si tengo que elegir entre dos estilos de viajes, quizás me apetezca más visitar San Gimigniano que Hong Kong, por poner un ejemplo.
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *