Annie Leibovitz © 1987

Me resistía a hablar de Annie Leibovitz. Sigo su trabajo desde finales de los 70, cuando estaba al final de su periodo con Rolling Stone y su comienzo en Vanity Fair. Después, aquel libro con la portada de Meryl Streep que pasaba desapercibido en los stands de la feria del libro.
A partir de ese momento buscaba afanosamente cada mes el ejemplar del VF americano en los pocos quioscos que lo distribuían en Madrid.
Me gustaba su forma de relacionarse con el personaje, siempre hacia algo diferente y novedoso que se salía de la norma de un retrato convencional. Se puede decir que con ella el retrato editorial se hizo espectáculo. Inicialmente eran las instantáneas frescas como las de la gira de los Rolling Stone o la caída de Nixon, después los retratos basados en ideas brillantes, con fuerza.
Ella marcó el ritmo y su forma de trabajar influyó en todas las publicaciones y fotógrafos del momento. Aquí los directores de arte de las publicaciones nos pedían lo mismo que hacia ella pero sin ningún tipo de producción. A mi toda aquella vorágine me hizo mas creativo, siempre tenía una o dos ideas previas antes de encontrarme con el personaje.

Annie Leibovitz © 1979 The Blue Brothers
Annie Leibovitz © 1980 Lennon & Yoko Ono

Me interesan esos años de grandes retratos con ideas brillantes y muy simples de ejecución, mucho más que su trabajo actual lleno de retoques digitales, o los años de sus grandes producciones de los ’90. Lo que no me seducen nada son sus trabajos de publicidad para Disney donde el retoque se convierte en la parte más importante de la fotografía. Las fotografías de sus primeros años para mi gusto estaban llenas de frescura, talento, ideas y de su opinión creativa del personaje.

Annie Leibovitz © 1984 Whoopi Goldberg
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *