rafael roa © 2012

Durante mi vida profesional en muy contadas ocasiones he trabajado con equipos de 35 mm, y la
mayor parte de las veces fue en mis años de aprendizaje, cuando realizaba más proyectos de
fotografía de viajes, o los años de la transición.
Trabajé con mi fiel Nikon F2AS de titanio y una selección amplia de objetivos, desde un 20 mm
hasta el 200 mm.
Después de aquellos años, mi vida profesional cambió, no hice nunca más un trabajo de fotoperiodismo, ni de viajes, me centré en el retrato editorial y la moda, trabajando con formatos de
6×6 cm y placas de 10×12 cm.
Hasta este año, con la irrupcción del movimiento 15M, no había vuelto a hacer ese tipo de trabajo.
Me ha servido para reencontrarme con el medio y para seguir aprendiendo el lenguaje de un tipo de fotografía que me vuelve a resultar apasionante.

rafael roa © 2012

He definido mis objetivos a usar, lo que he hecho en función de la realidad que quiero mostrar,
uso un 24-70 mm y un 70-200 mm, pudiendo afirmar que este último objetivo es aquel con el
que hago el 90% de las tomas, porque decidí centrarme en los aspectos individuales dejando al colectivo como un personaje secundario.
Se perfectamente que diafragma voy a usar, porque éste me da la estética que quiero para mis
fotografías, y trabajo en manual. Podría hacerlo con prioridad de abertura, pero considero que
cualquier cosa podría interferir y modificarme la exposición, provocando un error en la toma.
Cuando salgo a fotografiar este nuevo proyecto, sólo llevo el 70-200 mm y tengo muy claro que
tipo de imágenes busco porque ya las he imaginado con anterioridad, tengo el guión en mi cabeza,
la hora exacta a la que tengo que estar en la localización y hasta cuando puedo fotografiar.

rafael roa© 2012

La profundidad de campo y el tipo de luz ambiente, son dos de los factores que influyen
decisivamente en la estética de una imagen. Yo uso un 200 mm en la mayoría de las ocasiones,
y uso a la abertura máxima que me permite el objetivo.
Hago esto porque me gusta jugar con los diferentes planos de la escena desenfocados hasta
centrarme en el personaje que considero principal.
Esta claro que todas estas consideraciones son para proyectos de fotografía de ciudades, en los
cuales las personas son mi interés principal. Si fuese un proyecto de arquitectura o espacios,
usaría una cámara de gran formato y trabajaría con placas de 10×12 cm o 20×25 cm.
Cuando un fotógrafo inicia cualquier proyecto, dependiendo de su idea y del objeto a fotografiar, comienza su toma de decisiones, que influirán decisivamente en la estética y el resultado final.
El que crea que la fotografía es comportarse como un chimpancé disparando una cámara
convulsivamente, está en un grave error.
Cualquier creación de imágenes, ya sea en fotografía, vídeo, o cine, tiene un proceso de reflexión
previa, y una toma de decisiones que va configurando el proyecto.
El momento decisivo de Cartier Bresson, era in instante buscado, el fotógrafo intuye que donde
se encuentra puede suceder algo, y está atento a que eso ocurra.
Me quedo con la cita de Paul Valéry para transmitir a mis alumnos: “Señora, la inspiración
es el fruto de ocho horas de trabajo”.
Trabajo y rigor, desconfiar de quienes os quieran vender otras cosas, como trucos y atajos,
eso es sólo humo.

Share →

3 Responses to Elaborar Un Proyecto Fotográfico – Segunda Parte

  1. Alejandro Orsi dice:

    Hola.
    Solamente agradecer poder haber encontrado y leído tus palabras. Soy simplemente un aficionado “joven” a la fotografía y, buscando sobre Narración Fotográfica encontré estas palabras. Me queda muy en claro el trabajo mental sobre la idea, proyecto previo en casa, que hay que realizar, antes de activar el obturador; a merced de tener el conocimiento técnico adecuado. Muchísimas gracias.

  2. emilia dice:

    Hola, tengo que realizar un poryecto ..estoy estudando fotografia pero no se bien como lo plasmo.. se hace descripcion de cada foto..o se poneun titulo lo que uno quizo transimitr y luego las fotografias a utilizar? espero yu respuesta muchas gracias..es muy importante para mi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *