rafael roa © 2011 – Adriana Feito, Actriz

Cuando decidí hacerme fotógrafo profesional lo hice porque amaba la fotografía y me gustaba
ese trabajo. Yo trabajaba de director de administración de una empresa y eso no me molaba
nada.
En general y a pesar de que somos un colectivo difícil o peculiar, nos gusta nuestro trabajo,
hacerlo bien es una de nuestras grandes alegrías, sentirnos satisfechos nos ilusiona tanto como
cuando nos pagan las facturas.
Pertenezco a una generación de profesionales muy cualificados, todos venimos de la fotografía tradicional y nos hemos incorporado sin problemas al mundo digital, podemos hacer cualquier
imagen en cualquier soporte porque tenemos esa formación técnica y la estética influenciados
por los grandes maestros del siglo XX.
Dominamos la técnica, el momento decisivo, capturar la mirada, el gesto, el deseo y todas las
disciplinas de esta profesión.
La imagen es parte de nuestra vida, como lo es de la memoria colectiva del planeta, nuestras
referencias son fotografías que nos recuerdan los momentos felices, las tragedias, y todo aquello
que ha pasado en nuestras vidas.
Unos han tenido un mayor éxito que otros, pero creo que somos una generación de gran nivel,
apoyados en las generaciones anteriores de las cuales aprendimos y evolucionamos, ahora
enseñamos nuestras formas de mirar a otros más jóvenes.
Vivimos de nuestro trabajo, no traficamos, ni nos aprovechamos de nadie, el oficio no tiene
nada que ver con actuaciones delictivas de quinquis de cuarta que tratan de beneficiarse de
nuestro esfuerzo.
No vamos con trajes de mafioso, ni usamos esa chulería característica de esos tipejos que viven
de la trampa, la estafa y de la venta de lo apropiado indebidamente.
Nuestras fotografías no tienen vicios ocultos, y nosotros no cometemos dolo en nuestra práctica profesional. Hacemos las imágenes que seleccionamos, mostramos a la sociedad nuestra personal
visión de la realidad.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *