Larry Clark © Teen angers – Lust

Hoy me he encontrado con Karina Karaeva, la directora de programas de cine y vídeo del
NCCA de Moscú, hemos empezado hablando de la vida y esto nos ha llevado al vídeo arte.
No ha sido una conversación especifica sobre estéticas si no más sobre actitudes a la hora
de enfrentarnos con la forma de abordar una historia.
Karina me mostró el trabajo de los vídeo artistas rusos en aquel frío invierno moscovita de
2007, y desde el primer momento me interesó el trabajo de Victor Alimpiev (Moscú, 1973),
del que os dejo un enlace a una de sus obras.

Las narrativas son personales pero ineludiblemente influidas por la cultura del lugar donde
uno nace y se desarrolla, eso determina una forma de ver, de la cual mucha gente se va
liberando durante su periodo de maduración intelectual hasta conseguir hacer un discurso
más personal y ligado más al sujeto que a la órbita cultural.
En el fondo me interesan más esos sujetos que se liberan del entorno y crecen alimentados
por sus experiencias y conocimientos. Es necesario liberarse de todo, incluso de aquellos
conocimientos que has aprendido, de la historia cultural reciente porque te puede ocurrir
lo mismo que a la fotógrafa Jessica Dimmock que expone en la Galería Cero de Madrid
su trabajo The Night Floor, ves 3 o 4 fotografías y aparece la alargada sombra de Nan 
Goldin que eclipsa el interés por seguir viendo un monótono dejá vu.

Nan Goldin © 
Después esta el desafío de saber encontrar tu mirada única que te lleve a seleccionar una parte 
de la realidad que transformes en lo más surreal e interesante de lo que seas capaz, en algo 
efímero, pero que interese a aquellos que vas a invitar a tu mesa.
Eso es complicado, igual que dejar huella en alguien a quien deseas y amas, ese sentimiento
egoísta de hacer lo efímero eterno y de permanecer aunque te hayas ido.
Y vuelvo a la transgresión, prometo abandonarla por unos días, pero Larry Clark esta más 
presente hoy en día con sus teen angers salvajes que mucha gente con discursos planos.
Escapar a las influencias y construir algo que te salga de dentro es el reto que uno más puede 
desear, porque lo peor que te pueden decir es que eres alguien plano, vacío, e insustancial,
como diria Woody Allen.

Nan Goldin ©

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *