Esta claro que hay un cierto desgaste y no terminan de decidir cual es el momento adecuado para
establecer el desmotaje del campamento. Se ven menos efectivos, el cansancio y las dudas se
observan en algunos rostros, la dureza de la climatología ayuda, personalmente creo que
retirarse al trabajo en los barrios y convocar concentraciones periódicas en Sol sería lo
acertado, pero ellos son los que tienen que tomar sus decisiones, flota en el ambiente que existe
un cierto desanimo en los componentes de la acampada y que ya no son tan numerosos
como al principio. Ha hablado con una chica brevemente y más o menos me ha transmitido sus
sensaciones en este sentido, esperemos que pronto reconduzcan su estrategia hacia objetivos
más concretos.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *