Rafael Roa c 2011 – Vídeo El Metro, Chet y Yo
Huyo de los ruidos cotidianos, Chet me ayuda, unos acordes de Sweet you, just you
me ponen a tono, aislarte de las voces con palabras vacías es un acierto, es mejor no
olvidarse de que eso existe. Siempre es mejor ser alguien que dice lo que piensa, que
el listillo que tiraba la piedra y escondía la mano y al final el marrón era para otro.
Viejas canciones de luchas suenan en el tocadiscos de casa, sólo son recuerdos de 
unos tiempos en que los hombres miraban sin miedo al futuro e iban hasta el final
por aquello que era justo, esos tiempos ya pasaron a mejor vida. Que no nos falte el
pesebre de sumisión y obediencia, eso es lo que quiere la mayoría, una buena vaselina
que les haga pasar mejor el trago mientras se la meten hasta la empuñadura, eso si,
miran para otra parte o meten la cabeza en el retrete para acostumbrarse al perfume.
Colita, una gran fotógrafa de Barcelona me ha enviado un mensaje de afecto, de esos
que te ayudan a seguir plantado en el mismo sitio sin retroceder un centímetro, soy
muy mayor para meter la cabeza en el retrete, me acostumbré al aire fresco de cada
día y a llamar a las cosas por su nombre.
Rafael Roa © still de vídeo
Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *