Rafael Roa © 1994 Hidden Desires

Saltar los obstáculos, evitar todo aquello que nos impide alcanzar nuestras metas,
esa es la lucha diaria, nuestra pelea cotidiana. A veces es agotador, otras incluso
desesperante y algunas nos damos un pequeño baño de gloria cuando alcanzamos
nuestros sueños.
Siempre hay una nueva meta, un nuevo desafío, la lucha continua día tras día,
seguimos en una carrera continua de obstáculos, a veces como esos caballos del
Gran National que corren sin jinete, avanzando hasta una meta todavía inexistente,
Ítaca es nuestro deseo y el paraíso no éxiste.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *