Rafael Roa © 2004 / Cristina Aparici

A veces nos encontramos con miradas que se sorprenden, que no creen lo que
están viendo, o que buscaban otra cosa diferente a lo que ven. Siempre la mirada
o la ausencia de esta es un factor importante en un retrato, los ojos nos hablan,
muchas veces nos traicionan y dicen lo que nosotros callamos.
Te miro y sabes los que quiero decir, miro tus expresiones y sé como te sientes,
me cuentan lo que deseas y esperas de mí, nunca dejes de hablarme con tus ojos,
me gusta sumergirme en su color intenso para averiguar todos los matices de
una conversación sin palabras.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *