Rafael Roa © 2007

Siempre me interesa más enseñar una parte y dejar que los otros imaginen el resto,
pienso que es más interesante, para mí lo prefiero. Creo que por eso me gusta
la fotografía, porque en una imagen podemos ver lo evidente pero al ser sólo una
pequeña parte de la historia podemos imaginar diferentes finales, en otras entradas
del blog ya os he hablado de esto. Quizás sea una obsesión hacer el planteamiento
e imaginar diferentes finales, sin pistas, pensar que ha podido pasar en un sitio,
o la fotografía de unas manos y pensar como puede ser el resto.
Siempre podemos equivocarnos en todo lo que hagamos, pero suponer o desear un
final es mucho mejor que el tocapelotas de siempre te cuente el final de la película.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *