Rafael Roa © 1990/2003 reproducción de still de vídeo

No existes, eres la reproducción de un frame de otro tiempo manipulado hasta la
saciedad, tu mirada no es esa, y tu voz como tu rostro están distorsionados, sólo
eres una ilusión creada por la tecnología, pero representas a alguien en la imaginación
de los otros, te ven en la pantalla y quieren saber el final.
Las historias sin final a veces son la mejores, que cada uno ponga el que prefiera,
nos educaron con cuentos llenos de finales felices muy alejados de la vida real,
nada ni nadie es perfecto y nada acaba como debiera, no todo lo justo se realiza,
y el mundo esta gobernado por los verdugos.
El caos se extiende por la ciudades, se manipula a las masas que creen estar
haciendo algo importante, al final las esperanzas se frustraran porque un traidor
de palabras bonitas se montará en el poder para su beneficio, el ciclo se repetirá
de nuevo y habrá más rostros sin vida como el tuyo, pero otros querrán saber el
final de esa nueva historia.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *