Rafael Roa © 1998 – Pedro del Hierro colección primavera-verano 1999

El oficio de fotógrafo lo deberían ejercer todos aquellos individuos que tienen
un amplio dominio de la técnica fotográfica y también poseen una habilidad
estética para crear imágenes interesantes que sirvan para comunicar, informar
o promocionar un producto o servicio.
El dominio del medio fotográfico es imprescindible para ser un profesional
serio, y conseguir un prestigio profesional no está al alcance de todos, es
necesario esforzarse en dominar la técnica y la estética fotográfica asi como
su lenguaje.
Igual que hay hombres captadores que se comportan como chimpacés en
la captura digital de una imagen, también hay intrusos que desprestigian
el ejercicio serio y honesto de la profesión, siendo una especie de asaltantes
de caminos que tratan de estafar al cliente ingenuo, usan la picaresca para
ocultar su ineptitud y sacar un provecho rápido y jugoso, estos tipos son
similares a los carteristas del metro.
Nadie concibe que un arquitecto no este afiliado a su colegio profesional
y pase sus proyectos por allí y tenga una regulación profesional, pero
cualquier sujeto que se cuelgue una cámara del cuello puede vender la
burra de que es profesional aunque no sepa nada de nada, estos últimos
no ejercen el oficio sino que son estafadores con cámara.
Sería necesario una regulación de la profesión y también crear una
normativa que regule el intrusismo y el ejercicio legal del oficio.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *