Rafael Roa © 2000

Hacer un retrato de grupo, ya sea uno como este de tres personas, o de más
siempre es algo más complicado, pero tiene el atractivo de un desafío para el
fotógrafo. Hice estas fotografías para una revista de moda en el contexto de
un reportaje sobre “Cine y Literatura”. La fotografía que se publicó de este
trío, Hidalgo, Verdú y Suárez no fue ésta sino otra en la cual Gonzalo Suárez
estaba en el centro.
He elegido esta imagen para hablar de Maribel Verdú, la he fotografiado
varias veces, pero ésta es la única fotografía en la cual ella se aleja de la
imagen que da en otras ocasiones.
Me gusta porque domina la escena y hace que sus acompañantes sólo
sean personajes secundarios, todos tienen una mirada profunda, pero Maribel
seduce, su fuerza sobresale, incluso con esta iluminación prácticamente
cenital se convierte en una mujer segura, bella, de mirada intensa.
Ella cataliza la relación de los tres personajes en la imagen, sin quitarles
protagonismo, de una forma sutil se erige en el centro de la narración,
una fotografía es sólo un instante de algo, y ofrece al espectador la oportunidad
de imaginar un final a la historia que nos muestra.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *