Rafael Roa ©

Cada época en la historia de la fotografía ha tenido una estética diferente determinada
por la luz, el uso de la iluminación ha definido cada etapa y su narrativa visual,
siempre digo que hay un concepto que todo fotógrafo debe usar bien, que es el de la
memoria histórica de la luz.
Si somos capaces de usar la luz de forma que reproduzcamos estéticas de otros
tiempos, siempre tendremos la ventaja de usarla como parte creativa y narrativa
de nuestro trabajo. La luz lo es todo y su manejo es fundamental en cualquiera
de las artes visuales, ya sea con imagen fija o en movimiento y su aprendizaje y
dominio es relativamente sencillo, lo que ocurre es que mucha gente tiene le tiene
excesivo respeto y otros en su gran desconocimiento siempre se ponen limitaciones
de falta de equipo para no afrontar un proyecto. Fotografiar con fuentes de luz artificial
es siempre un reto, es necesario saber que nos da cada fuente de iluminación y para
que sirve y como usarlas muchas veces en combinación de la luz ambiente o
mezclando diferentes tipos de luces, en el fondo todo es tan sencillo como manejar
el equilibrio de las luces y las sombras y determinar como queremos capturar lo que
tenemos delante de nuestra cámara.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *