Rafael Roa © 1997

A veces fotografías a un personaje en repetidas ocasiones pero te quedas con una foto que para tí le define, en el caso de Alaska es este primer retrato que hice para Cosmopolitan. Creo que refleja toda su personalidad aparte de otras consideraciones estéticas que  para mí hacen que le tenga un cierto apego.
A veces te encoñas con una fotografía de forma irracional, quizás no sea la mejor que has hecho, ni la de mayor calidad pero para uno mismo tiene algo que la hace especial, creo que eso nos pasa a todos en mayor o menor medida.
Alaska aparece en este retrato como una mujer fuerte, segura de sí misma incluso se podía decir con el ojo que nos mira lo hace con una cierta dureza, y con el dedo nos da un corte de mangas de lo mas directo y discreto.
Las fotografías a veces son como los hijos, todas son iguales para el autor, pero siempre en secreto uno tiene sus preferidas.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *