Agustín Muñoz ©

Hablar de Agustín Muñoz y solo referirse a que ha sido el fotoperiodista más
importante de la música clásica en España durante el siglo XX, sería solo como
dar una nota de prensa. Ayer por casualidad y con motivo de su homenaje hoy
en la Biblioteca Nacional me enteré que había muerto hace unos años.
No sabía nada de él desde comienzos de esta década que me visitó en mi estudio de
Virgen del Lluc, pero mi amistad con él se remonta a comienzos de los 80 cuando
fue alumno de Pepe Puga en un curso de sistema de zonas que Pepe impartía en
nuestra galería Image con Rafa Ramirez y yo.
Desde entonces hemos compartidos risas, tortillas de patatas, conciertos y muchas
horas de conversación sobre nuestros trabajos en la fotografía, su relación con el
Teatro Real, lo poco que valoraban su trabajo y el maltrato sufrido por Agustín en
el Auditorio Nacional. Si hoy existe el mayor archivo de la historia de la Orquesta
Nacional y de todos los acontecimientos musicales acaecidos en España en los
últimos 30 años del siglo XX es gracias a Agustín y su amor por la música y la
fotografía.
Por su cámara han pasado todos los grandes directores e interpretes desde López
Cobos, Solti, Abaddo, Chelevidaque, Bernstein y todos los que uno pueda
imaginar.
Pero para mí lo más importante ha sido su amistad personal los ratos que hemos
pasado juntos y las anécdotas vividas, el sonido de tu risa profunda y fuerte, y
como me llamabas con tu voz potente “Rafita”.
Solo quiero mostrar aquí, a los que no te conocieron tu trabajo más íntimo, estético
y quizás desconocido para muchos, afortunadamente yo podré seguir disfrutando
de estas copias que me regalaste y del recuerdo de los momentos vividos.
Hoy no estaré en tu homenaje, los homenajes cuando te has ido solo sirven para
que se vean los vivos, solo espero que tu trabajo tenga la merecida difusión
que debió haber tenido mientras vivías.
Hoy Pablito, aquel niño que veías gatear por mi casa proyecta en el Reina Sofía
un trabajo de vídeo a la misma hora, sé que estarías orgulloso de él y te hubiese
gustado compartir estos momentos conmigo, me quedo con el recuerdo de todo
lo que compartimos.
Hasta Siempre Agustín.

Agustín Muñoz ©

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *