Rafael Roa © 1987

Son dos placas de Kodak de 9×12 cm de 1987, sé que bailaba y que fue en el
primer estudio que compartí, en este caso con Gloria Correa una fotógrafa
colombiana que me realquilaba el espacio, pero no se su nombre.
No sé como llegó hasta allí este hombre y por qué le fotografíe, sólo he encontrado
estas placas en un archivador envueltas en un papel traslúcido de la época, he
decidido reproducirlas y colocarlas juntas.
Las personas pasan por los estudios, los fotografiamos, y en muchos casos uno
pierde sus nombres, incluso llegas a olvidarlo todo durante años, empiezas a
recordarlo poco a poco desde el instante en que esos negativos aparecen de
nuevo a la vista.
Nuestras referencias son visuales, las históricas como Vietnam, la Guerra Civil,
van asociadas a una imagen que lo recuerda, e incluso cuando nuestras fotografías
duermen en un archivador cuidadosamente guardadas y vuelven a la luz, a nuestra
vista, en ese momento el pasado empieza lentamente a hacerse presente aunque
sólo sea un recuerdo nuestro y de nadie más.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *