Rafael Roa© 2002

La derrota nos llena de impotencia y abatimiento, nos retiramos a nuestros lugares
más seguros a reflexionar sobre los errores cometidos y a lamer nuestras heridas.
Las derrotas son útiles si sabemos interpretarlas, si nos proponen un cambio de
estrategia y si todavía estamos a tiempo de dar ese golpe de timón que nos permita
salir victorioso de nuestro próximo envite.
Ulises en los infiernos recibe las instrucciones de los Dioses para evitar las futuras
trampas en su aventura, deberíamos hacer una reflexión similar después de cada
caída, que nos permita salir del abatimiento y la tristeza y nos encauce a caminos
más prósperos.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *