Así Nos Va / Sobre los Fotógrafos

Bob Carlos Clarke © 1990

Esta tarde cambiaba unos mensajes con un compañero sobre el oficio de fotógrafo y las tarifas.
Hace unos meses ya expresé mi opinión sobre el tema en este blog y creo que hice un
análisis profundo de como está la profesión hoy.
Lo que no comprendo es que se puedan publicar fotos gratis o a unas tarifas miserables.
No me sirve ese argumento que dar a conocerse, estoy empezando o necesito publicar
y por esto acepto tarifas miserables.
Todos en algún momento hemos hecho un trabajo por un dinero menor del que pensábamos
cobrar pero siempre hay un límite razonable, como establecerlo, quizás ese es el problema.
Lo que esta claro es que estamos en unos tiempos que las editoriales nos ofrecen tarifas
indignas e incluso nos proponen documentos de cesión total de derechos.
Muchos no aceptamos esas tarifas y no firmamos esos documentos, y por lo tanto no trabajamos
para esos medios y otros si lo hacen, tragan y trabajan aunque sea a precios de miseria.
Cuando EPS te ofrece 40 euros por publicar y no aceptas, sabes que los que publican están
tragando con esa tarifa miserable y por lo tanto perjudicando al colectivo.
Tengo muy claro después de muchos años de profesión que esa falta de unión profesional ha
sido el talón de Aquiles de este colectivo, y que si ahora tenemos problemas es por nuestra
incapacidad y falta de compromiso a la hora de hacer algo que beneficie a la mayoría,
que nos haga fuertes y respetados frente a nuestros clientes.
Un colectivo con tantas diferencias salariales como los futbolistas han sido capaces de hacer
una huelga para presionar y solucionar los problemas de los profesionales que no cobran sus
salarios, me gustaría que este colectivo fuese capaz de organizarse por sectores o especialidades
y caminar hacía alguna forma de regulación de la profesión.
Un alumno mío hijo de un fotógrafo me contó que su padre amargado por las circunstancias
antes de morir quemó todo su archivo.
Hace unos años uno de los grandes fotógrafos del siglo pasado como Bob Carlos Clarke murió
y no pudo saberse la causa real de su muerte.
Existe una cierta desesperanza o tristeza en fotógrafos que han sido muy grandes y se ven en
el más profundo ostracismo al final de sus días y de grandes profesionales marginados
prematuramente.
Deberíamos analizar donde está el colectivo y hacía donde queremos ir.
Las soluciones individuales sirven sólo temporalmente a quien se beneficia de ellas, pero a la
larga todos nos vamos a encontrar con problemas similares para el ejercicio de nuestra profesión.

Post Relacionados:
http://rafaelroafotografo.blogspot.com/2011/07/el-oficio-de-fotografo-hoy-los-abusos.html
http://rafaelroafotografo.blogspot.com/2011/07/los-que-mean-colonia-el-oficio-de.html

Deja un comentario