Aquel Beso

Rafael Roa © 2003

Fue una sesión de moda de producción propia que hice con la intención de
venderla a algún suplemento dominical, y que no compró nadie, ésta es una
de las fotografías. Hablé con las modelos y les dije que se abandonasen, que
se dejasen llevar por la idea, que quería algo que pareciese real, y la verdad
es que pareció muy real, hubo un silencio sepulcral en todo el equipo
que solo era interrumpido por el sonido de la cámara y el destello del flash.
Hice unas 20 tomas aproximadamente siguiendo la evolución de como se
acercaban sutilmente sus labios, rozándose con una levedad intensa y
donde la tensión subía rápidamente y convertía esa fantasía de moda en
algo intenso y donde el deseo se hacía presente.
Cuando acabé de disparar, se cruzaron unas miradas pudorosas entre ellas
y todo el equipo respiró a pleno pulmón.
He hecho una fotografía de un beso en una demostración de mi trabajo de
retrato en Fotoventas, con un modelo y una mujer del público, el resultado
fue aún más real todavía, fotografiar deseos que surgen espontáneamente
entre dos personas que no se conocen es algo que me interesa, empieza
como una actuación pero siempre hay un momento de deseo verdadero,
que si se atrapa en una fotografía se convierte en un testimonio de algo real.

Deja un comentario