Andre De Dienes

Andre De Dienes © 1951

Andre de Dienes fue un fotógrafo que es conocido por su relación con Marilyn Monroe cuando
esta era una joven modelo que se llamaba Norma Jean.
Pero no voy a hablar ni de su relación con la estrella, ni de las fotografías que Andre hizo de ella,
si no del resto de su trayectoria profesional.
De Dienes llegó a París en 1933, y colaboró con el periódico L’ Humanité y con la agencia Associated Press hasta 1936, año en el cual comenzó a fotografiar moda de alta costura, gracias al apoyo del diseñador Captain Molyneux.
Llego a USA en 1938 colaborando en la revista Esquire, pero se enamoró del país recorriéndolo de
Este a Oeste. En 1944 llega a California donde comienza a fotografiar sus series de desnudos en espacios naturales y a retratar a todas las estrellas del momento.

Andre de Dienes © 1960

Más que enumerar unos datos biográficos sobre la trayectoria de Andre de Dienes, prefiero
centrarme en dar mi opinión personal sobre su trabajo de desnudos en esos años de su etapa californiana.
En su trabajo trata de equilibrar la fuerza del paisaje, con la belleza de los cuerpos desnudos
que fotografía, intentando que las modelos se integren, como un elemento más de los espacios naturales, aunque son el motivo principal de sus imágenes.

Andre de Dienes    

Fotografiar un desnudo es algo más que una modelo desnuda ante la cámara, ya sea en estudio, o como en estos trabajos de Andre, en exteriores.
El interés del fotógrafo puede ser simplemente estético como en este caso, que refleja la belleza
del desnudo y su entorno, y al final él consigue perfectamente su objetivo.
En otros autores como Witkin, Saudek o Araki su lectura es totalmente diferente.
Mi amigo Steve Anchell es uno de esos que sigue esa tradición estética del desnudo en exteriores,
 os recomiendo su libro “The Nude at Big Sur”.
Andre de Dienes es más que el fotógrafo de Norma Jean, su amigo y compañero, conocer su trabajo en profundidad es descubrir a un fotógrafo completo con una mirada personal.

Andre de Dienes, Marilyn Monroe, Breakfast in Bed 1953.

Deja un comentario